Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Breves historias de vida - 30 de Junio de 2004

29 de Octubre

29-de-Octubre
Nos conocimos al borde de la planicie, donde el sol abisma sus rubores y el canto de la calandria se mece en eco. No recuerdo el color del firmamento atrincherado en el mustio camino del regreso. Tal vez era pálido, como tus manos que envuelven el tiempo de mis ojos. Quizá fuera verde, como la luz que roza tu mirada.
Cuando la planicie se tropezó en ladera, la magnitud amilanó el deseo de subida. Tanta montaña sin cima conseguida, desanima el reto que se prodiga en la trajinada sabana. Pero, el amor promete vertiginosos pasos hacia los altos y el hueco de dos cuerpos se amuralla, mientras la nevisca azota la pendiente agreste.
A medida que la pared invertida otorga nuevos retos y las clavijas suspendidas se sostienen soportando el paso enracimado, un recodo alberga nuestra tienda cuando la tempestuosa noche se sacude, destemplando el dudoso remanso del mañana. Allí, dónde el incólume sitial de tu pecho me confirma el acierto redimido.
La cúspide avizora nuestra meta a cielo despejado. Yacimiento de proeza silenciosa, que da como premio "Trascendencia".
Tres años confirman la dimensión valiosa del ayer, y las almas se sujetan indivisas.
Eviterna potestad que el saber protege, junto al amparo de tu voz austera.
Feliz aniversario, razón, locura y fundamento
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583