Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Breves historias de vida - 29 de Mayo de 2003

Un 29 de Mayo

¡Qué me Contursi!
Un-29-de-Mayo
Casi al mismo tiempo que se apagaba la mirada del Maestro, una centella cayó en los pagos de Chivilcoy, teniendo como finalidad mitigar la gran pérdida.

Los años adolescentes trascurrieron entre zapatos, guiñoles y algún que otro canto de escasa relevancia. Se subió, por primera vez y de manera literaria, a ese 'Flete' Greconiano que dio apertura a su trascendencia. Se imaginó el 'Matasanos' de Pirincho, camino que le permitió llegar a la garganta del zorzal, quien perpetuó su máxima obra.

Fue el iluminado encargado de humanizar el testimonio porteño, hecho tango, dando paso a la íntima sensibilidad del drama existencial que representa la pérdida y la traición del ser amado.

Como si la Flor de fango se hubiera instalado detrás de la Ventanita de arrabal de su alma, El motivo sustancial de su cordura se extravió a los 49 años de existencia, provocando aquella Vuelta al bulín en su noche más triste. Un lugar poco común, únicamente destinado a los elegidos.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583