Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Ensayos y política - 01 de Enero de 2004

Explotación

Explotación
Por ser lo que soy callo lo perdido, silenciando la acritud de mi recuerdo. Tú, hermano albergado entre mutismo, mientras esclavo extrapolas tu volviendo.

Eres viento trashumante que se escapa en voluntad del aire dirimido, entre hojarasca de herencia milenaria, esperando en osamenta su palabra.

Voz quechua en Wankarani, Chiripa, Pucará, Urus, Colla, la que silencia estafas y despojos, donde encuentro el treinta y ocho que gatilla, cuando era allende el paso en mi camino.

Compartimos miseria y testimonio, cobijados en hambre y Titicaca, mordiendo entre dientes indigencia, y mi pesar oliendo triste diáspora.

He viajado el cobijo del destierro, hasta pensarme La Paz sobre tu senda. Mintió su nombre, igual que el de mi tierra, descuajando igualdad y semejanza.

Fui paria deambulando aquellas calles. Despreciado por blancura, y entre pobreza, encontré esa certeza que nos une, la que niega bondad por intereses.

¿Qué convención internacional es hierro en sangre? ¿Cuál derecho humano es pulmón que se perfora? ¿Quién ve en ojos del hermano su mirada?

Acicúlea explotación, lupanar de anomia cierta, que maneja el mercado regulado en distanasia. ¡Cuánto eufemismo sosteniendo la ceguera!

El discurso virreinal colma sus bolsillos, dimanando Potosí de igual porfía. Es real la ilusión que compartimos, y es falaz la razón que nos obliga.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583