Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Breves historias de vida - 24 de Mayo de 2003

Un 24 de Mayo

Un-24-de-Mayo
Todos conocemos que la música elimina el escarnio segregacionista.

El piano mixtura los opuestos necesarios para dar sentido a la armonía creativa, parida en la albonegritud de su teclado.

Alguien dijo, alguna vez, 'Soy un grande y noble duque'. Luego, en quince minutos compuso 'Mood Indigo'. Y la luna de septiembre se instaló en Nueva York, sobreviviendo los difíciles tiempos de su resplandor intermitente.

En 1943, el Carnegie Hall abrió sus celosas puertas y el jazz encumbró aún más a ese personaje que tiño de ritmos el clamor de su pretoria estirpe. Y la clase esclavista aplaudió su genio y el arte se expandió de manera incontrolable.

Más tarde, como ocurre en todo pasaje de vida, luces y sombras se alternaron precedieron sus pasos de creador exquisito. Hasta que a partir de 1956 Newport elevó su figura a límites insoslayables, para nunca más volver a imbuirse de la mediocridad de los incomprendidos. Antes de ausentarse de este mundo, expresó: 'He tocado en night clubs, en las más famosas salas de conciertos del mundo y con las mejores orquestas sinfónicas, pero siempre lo hice para ganarme la vida. Pero cuando toco música sacra, lo hago para mí, es algo personal, no es para mi carrera. Es lo más importante de mi vida'.

Edward Kennedy Ellington dejó de contribuir en el arte y la cultura musical del mundo, un 24 de Mayo de 1974.

......Y el Duke aún sigue serpenteando su magia entre nosotros.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583