Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Ensayos y política - 10 de Diciembre de 2011

Acto de conciencia

Acto-de-conciencia
Casi nunca la riqueza y la virtud van de la mano. Se nos hace difícil encontrar ejemplos de honestidad en donde el poder económico establece condiciones. Hasta las exitosas o fracasadas ideologías fueron el caldo de cultivo generador de las inmensas inequidades que hoy padece la humanidad.
También en lo particular, refiriéndonos al individuo pudiente, se nos hace dificultoso encontrar paradigmas de probidad. En algún punto donde talla la incompetencia, el privilegio y un medio de convenientes allegados, relacionados y amparados por el dedo del que avasalla el bien común, genera una exclusividad en los estamentos sociales y es cuando  se establece el defasaje igualitario.
Estas ventajas ocasionales están lejos de trasegar a los idóneos, estableciéndose reglas coyunturales viciadas desde su mismo origen. En definitiva las normas jurídicas recreadas generan nuevas formas de manipulación, trazando un paralelo bien marcado entre los seudo exitosos y los capaces ignorados.
Las actividades mediáticas, empresariales, políticas, sociales y privadas disfrutan de idénticos vicios discriminatorios, permitiendo que un minúsculo grupo goce de créditos inauditos. Si a todo esto se lo matiza con visos de popularidad, la demagogia instala un adherente que la torna irreversible.
Hasta los estados de conciencia parecen haber modificado su función específica.
Algo parecido ocurre con los que se consideran dueños del testimonio de la cristiandad. Todos pujan por alcanzar un poder económico basado en el incremento de sus feligresías, distorsionando el mensaje que dicen profesar.
Casi nunca la riqueza y la virtud van de la mano. La raza humana manifiesta abiertamente su imperfección para justificar el continuismo de sus propias e imperturbables miserias.

¡Viva la ley de medios K!!! Los superpoderes!! Los DNU!!......formas de continuar con el despropósito de terminar con la libertad de Prensa y aumentar la inflación que seguirá sosteniendo un índice de mayor pobreza, mientras Calafate crece en inversiones, amiguismos y testaferros, sobre una distribución de tierras fiscales adquiridas a precio de minucias y que hoy promueven la exorbitante ganancia de los descastados que nos gobiernan.

Y, ella, llora sobre el bastonero ataúd delegado, entre vivas de un nuevo mandato que magnifican la viudez del paradigma argentino, mientras mueren 55 niños por día por abandono de persona. Sin comprender que cada vida significa una semejante posibilidad como la suya.

"Un hombre principal le preguntó, diciendo: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?
Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo Dios.
Los Mandamientos sabes: No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honrar a tu padre y a tu madre.
El dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud.
Jesús, oyendo esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.
Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste, porque era muy rico.
Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riqueza!
Porque es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios"

San Lucas Capítulo 17 versículos 18 al 25
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583