Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Poemas y visiones - 12 de Junio de 2006

Amor juvenil

Amor-juvenil
La noche, que se quiere escamotear...nos atrapa. Al igual que ese horizonte que, con su labriega entrega se entrelaza, junto a los albores de ese trozo de melón suspendido, que observa quieto, los avatares silenciosos de nuestras caricias.
Yo me escondo lentamente en tu uniforme colegial, como si fuera el separador de tu libro de cuentos, deteniéndose siempre en la página elegida, por la pertinaz memoria del deseo.
Cuento uno a uno los dilatados pliegues virginales, algo más húmedos y cálidos que el rocío de ese prado oscurecido, que oficia de lecho natural y que nos envuelve durante ese rodar por el césped, observándonos desnudos y candentes.
El cielo, con su vigilia de estrellas, nos permite renacer titilantes en cada beso entregado, complaciéndome junto a tu himen, para ser separado por el socavado anhelo del instinto.
Nuestra búsqueda infinita se consume entre jadeos y en esa parálisis expectante que se oculta detrás de mis ojos.
Y entre risas y sollozos, que quiebran el silencioso pacto, se sumerge el clamor avasallante de nuestra siembra, mientras el visceral líquido traspone el plasma de tus adentros, acompañado por tu primer grito indeclinable, que me brinda la deliciosa miel de tu panal enrojecido.
Es cuando el enhiesto prisma de mi hombría culmina sus ansiados ruegos, para reclamar, una vez más, el fiel presagio de tu ternura eterna.
Tan eterna...como la dicha que nos une.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583