Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Ensayos y política - 01 de Enero de 2004

Clase de anatomía

Clase-de-anatomía
El cuerpo se muere. Está muy enfermo. Su desquicio funcional así lo determina. Y es joven, comparado a otros que debieron soportar pandemias y constantes amputaciones. Sin embargo, pudieron superar sus dolencias, contando para ello con espíritus sanos, cuyas historias clínicas manifestaban componentes de honor, patriotismo, sentido de justicia y esfuerzos mancomunados capaces de reconstruir sus endebles organismos.

El cuerpo se muere. La contaminación crece aceleradamente. Cada parte quiere salvarse sin que exista un mínimo de organicidad, y los clamores inconexos desvirtúan el dolor integral.

El cuerpo se muere. Solamente tenues hálitos disgregados parecen mencionar el definitivo devenir ineluctable. Los atavíos y aprestos esgrimen su textura apolillada, rescatados de una fosa prestada y sin epitafio.

El cuerpo se muere. Y ni siquiera una luz de candelabro se asoma a su morada.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583