Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Ensayos y política - 14 de Junio de 2006

Patricidio

Patricidio
Antes de decir "Me fui"
Y cambiarme en osamenta
La boca sola se tienta
Y no se a de arrepentir
Pues todo debe morir
En el arte de la ciencia.

Más quiero dejar grabado
Algún que otro pensamiento
Balbucear ese lamento
Que me tiene atragantado
Dejar de estar espantado
Por todo este tormento.

Mis raíces pisoteadas
Están clamando Justicia
Desterrar esta estulticia
Impregnada y enllagada
Por el poder que devana
La razón de quien envicia.

Historia de la indolencia
Que hizo estrago en mi tierra
Como si fuera una guerra
Sin luz, ni voz, ni decencia
Retozando en la inclemencia
Y en la gula que se aferra.

He visto manos sin nada
Futuro de hijos perdidos
Ancianos que sin sentido
Se quedaron sin mañana
Actividad desmañada
Por el patrón que ha mentido.

El ladrón sobreseído
Nos habla de su honradez
El corrupto y su hediondez
La fama lo ha poseído
Y el charlatán distraído
Nos entrega la escasez.

La ignorancia es condición
Y así poder gobernar
Alistar al carcamán
Para que ejerza su acción
Y en tal cierta confusión
Nos sabe pues estafar.

Mala entraña es el piensa
Que sobra la otra mitad
De esta nuestra humanidad
Que padece de la expensa
Por la que cobra la extensa
desgracia de la crueldad.

El sur recibe migajas
De lo que cae del norte
Financistas de alto corte
Que los destinos baraja
Quemando vida cual paja
Obteniendo más aporte.

La guerra sólo es consuelo
Fin de una muerte anunciada
De los que no piden nada
Triturados en su suelo
Ojos que miran al cielo
Cegados por la andanada.

En Babilonia dos torres
Justifican la contienda
Enunciación de una enmienda
Que purga el bien que descorre
Transformándolo en un borre
Del mercenario que entienda.

El mundo tiene tres patas
Una calzada en reptil
Otra ortopédica y vil
Y la que camina a gatas
Esta alimenta a las ratas
En el banquete sutil.

Si ministro y mandatario
Pudieran organizar
La manera de robar
Con un ponderado diario
Recurso presupuestario
No debería faltar.

Para tamaña desgracia
entregaron la nación
Vendieron el pabellón
Hablando de democracia
Agregando más falacia
A esta negra sinrazón.

Por eso cada corsario
Se une a las mismas ratas
Ya que la ley del pirata
No tiene destinatario
Pues sólo es utilitario
De los bienes de quien mata.

Espero patria querida
Que esta secuencia de engaños
Se termine en estos años
Y nos devuelvas la vida
Esa, que pende perdida
En los bolsillos extraños.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583