Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Breves historias de vida - 30 de Mayo de 2005

Un 30 de Mayo

Un-30-de-Mayo
Domremy contempló el tránsito de sus pasos de niña, jugueteando en el verdor de la campiña, exuberante manantial de sueños celestiales.

La obsesión del pecado incomprendido la llevó, a sus apenas trece años, a arremolinar los vientos adversos de cien años de sometimiento, trocándolos en mensajes de exclusividad audible, mientras el salvajismo anglosajón asestaba su golpe en la impávida inocencia, haciendo que la inolvidable y cruenta experiencia padecida en su entorno familiar, resucitara la bucólica espada de la justicia divina.

El fragor de las campanas comenzaron a gritar su nombre, marcándole el seguimiento fulgente de su anticipado destino, llevándola a la corte del delfín Carlos VII para ponerse al frente de sus ejércitos.

Rheims consolidó su estirpe de enviada, permitiendo la coronación a un traidor sin óleos sagrados.

Su espíritu libertario, que había traspasado admiración y temor, representaba un inminente peligro para el incipiente reinado galo y el invasor inglés.

La confabulación permitió que fuera tomada prisionera y condenada por el tribunal inquisidor que representaba a los intereses sajones, un día como hoy de 1431, cuando apenas tenía 19 años de existencia.

Quinientos años más tarde fue canonizada por la misma ralea que la llevó a la hoguera.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583