Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Breves historias de vida - 04 de Mayo de 2005

Che

Che
El ahogo pasa.
Sus ojos recorren
paternales libros
devanando el niño
su luz y quimera,
y el bronquio rezonga
volviéndolo médico
con ganas fecundas
de batirse en lepra
al pié de Sao Pablo.
El joven transita
a modo de rueda
su indígeno norte
de olvido y miseria.
Violenta Colombia
engrilla aquel paso
liberando luego
el clamor batiente.
Su largo periplo
recala en Managua
y en lecho de Hilda
la razón se abraza.
Hospital y granja
le abren sus puertas,
azteca es la tierra
que envuelve la causa.
El resto es historia
siempre renacida,
doctor, comandante,
banquero y agrario
de acción reformista.
Negado a la paga
y a vida burguesa
en amor de Aledia
ultramar espera.
Ministro de Industria,
de regreso a Cuba
optó como axioma
no ser mercancía,
un hombre completa
su propio sendero
cuando él produce,
dictaron sus sueños.
De método y forma
el fusil deviene
y el mútilo Congo
ordena fracasos
a utópicos bienes.
Trepana su mente
un todo de iguales
dictando el derecho
que el poder evade.
Machete y culata,
atisba el cadáver
del ser azulado
mirando su estrella.
Sin Cuba y a cuestas
su aliento a rendija
silba como el viento
alzado en cañada.
El cárdeno Maurer
trae bendiciones
de San Paulo VI,
traductor de Theós
que condena a muerte
al hijo negado.
Más tarde la bala
se transmuta en mito
y un flash de pileta
bautiza su imagen,
esa que enarbola
cada continente
colmando los cielos
de solemne canto.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583