Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Breves historias de vida - 25 de Octubre de 2003

El día que Sarmiento lloró

El-día-que-Sarmiento-lloró
Cuando la flor de cardo alcanza la total madurez, su color cardenal comienza a apagarse y da paso a los vilanos. Y es en ese momento cuando estos filamentos, que coronan el fruto, son transportados por el aire buscando solamente el transcurrir de sus juegos en libertad. Y los niños le preguntan. ¿panadero, trae pan?.

A veces la semilla de la fecundidad está anexada como emblema de una próspera cosecha y un concierto de manitas tratan de atraparla esperando alcanzar el premio de los sueños, igual que anémonas que flirtean en los vaivenes de las corrientes marinas, eludiendo caracolas y cardúmenes de colores.

Ayer dos vilanos fueron arrancados del sendero de los vientos por un ogro de hierro que no entiende de promesas. Y los lápices, y los cuadernos, y los libros del mañana fueron descuajados junto al llanto del cielo conmovido sin que la secuencia de vida se inmutara. Y el gran maestro lloró en el Puente Velez Sarsfield cuando dos almitas buscaban su alborada.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583