Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Ensayos y política - 04 de Febrero de 2013

A Susana Trimarco

A-Susana-Trimarco
Con el vientre desgarrado, suplica por el desvanecido parto. Los umbríos fantasmas acuden a sus ojos, entablando en lucha con manos crispadas, la razón fecunda de los días negados que se suceden en escondido testimonio. La potestad genera en juicio la evolución de la ignominia. Las rotas cadenas, se pierden en himnos y palabras de absurdo criterio, donde el eslabón prostibulario fortifica la desaparición de la honra y su inocencia. El apoliyado patíbulo está desvencijado por carencia de culpables, mientras una soga juega con el entramado de ecuménicas apostasías. Las voces claman, gimen, se vuelven llanto e impotencia. Y, el silencio resucita el mandato de raptores contumaces, violando futuros y raíces sujetas a la primitiva extirpación, donde la feria de la sinrazón muestra afiches de niñas perdidas, en el somnífero espanto de un bestiario sin límite.
Cada una de las ciento veintinueve víctimas rescatadas, ingresaron a la mirada de una madre sustituta, que aún continúa buscando el motivo de su trascendencia.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583