Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Cuentos - 09 de Mayo de 2012

Lealtad

Lealtad
Y yo le dije: -Eran grandes amigos.
Y él me respondió: -Te equivocás, che, eso es instinto.
Y yo le contesté: -Sin embargo.............
Y él no me dejó continuar, inundándome con una densa y concreta frase: -La psicología es clara en ese aspecto.
Y yo le dije, tratando de rememorar aquellos lejanos e indetenibles días de mi niñez: -Recuerdo el suave ronroneo de su parodia de viajes y su silueta recostada sobre el lomo del ladrido caminante. Cómo se paseaba mi hermoso gato de angora blanco sobre el lento y cuidadoso trotar de mi perro salchicha marrón. Y continué, aprovechando que no afloraba de su boca ninguna frase de frío eruditismo: -Una tarde, de regreso del parque adonde iban a solearse juntos, un gruñido dimensionado por las fauces de tres poderosos sabuesos, paralizaron las chuecas patas de aquel desgarbado salchicha. Sólo un salto bastó para que una pared alta sostuviera el pánico de mi gato. La polvareda se confundía entre zarpazos, mordiscos y abundante sangre. Demasiado trajín para mi pobre perro, solitario en número y corpulencia, pero repleto de coraje Sin embargo, no sé de donde surgió (si fue de la agonía del indefenso animal o del espíritu del cercano monte que iluminaba el rojo atardecer) ese maullido de odio, intolerante y vengativo, para hacer de esos sabuesos, pasto de sus miedos, provocando la despavorida huida. Iba a epilogar cuando él me dijo: -Te vuelvo a decir que ese proceder es normal entre animales. Freud hace mención sobre eso cuando se refiere a la conducta del "ello", o sea la parte instintiva......
Y yo, encendiendo un cigarrillo me fui a caminar, dejando a mi amigo (o bien esa parte instintiva que todos tenemos alguna vez en la vida) hablando solo, y recordando el tierno lamer de mi gato de angora blanco sobre las profundas heridas de mi perro salchicha marrón.
Volví a pitar y el humo se esfumó sobre el recorrido de mis pasos, hacia la calle opuesta del amigo que se iba.


"Hablar sin comprender
es la peor forma de ignorancia"
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583