Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Ensayos y política - 01 de Enero de 2004

La tercera es la vencida

La-tercera-es-la-vencida
El movimiento histórico va en busca de la tercera elección de uno de sus acérrimos infieles, tratando de emular al líder máximo y creador del mencionado partido popular que tuvo como estandarte a los humildes y a los trabajadores.

La evolución que se prodiga en los tiempos que vivimos, manifiestan, en nuestra realidad, una regresión que trajo como consecuencia el abandono y empobrecimiento de las bases componentes e integradas a esa antigua filosofía promulgada por el mentor de los descamisados.

Alí Baba y sus cuarenta ladrones están regodeándose viendo que el trono del poder está al pié de sus aspiraciones, aprovechándose de la quiebra estadual como producto de un camino recorrido que sigue los lineamientos de los intereses de este adalid de la traición y de los sucesivos incapaces y cómplices ideológicos de turno.

Mientras la futura primera dama manipulará conciencias emulando conductas evíticas, los intereses de un pueblo hermano que en su mayoría nos desprecia, habrá conseguido incorporar un representante que influirá a favor de sus consignas extrínsecas. La CIA, el poder del Norte y aquellos financistas que responden a esos mismos intereses, ya tienen elaborados planes para incorporar territorios productivos y estratégicos y la implantación de un sistema de devastación que diluirá todo arraigo y sentimiento de identidad.

Las sombras de la noche cubrirá nuevos cuerpos, pero ahora de ambos sexos, ingresando furtivamente al tálamo de los placeres orgiásticos. La pizza, el caviar y el Champagne correrá a borbotones dándole rienda a los nuevos festines, al tiempo que los cuarenta ladrones seguirán esquilmando a sus representados, amparados por una corte pro anglosajona que se complotará, una vez más, para conseguir el despojo de lo poco que resta.

Nadie recuperará lo que ya perdió. Solamente quedará esperar lo que se continuará perdiendo para pagar el despropósito de los apátridas indolentes que venderán o regalarán los pocos símbolos que aún nos queda.

Y Alí Baba habrá realizado su sueño.

Descansemos en paz.


“Si todos los días fenece una persona por causa del hambre, significa que existe otra que no renuncia al privilegio del hartazgo”
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583