Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Ensayos y política - 08 de Febrero de 2011

El antro

El-antro
El carroñero vive a sus anchas y aunque sea hiena, ríe distinto, pues la coprofagía representa dinero para cada cueva nunca declarada. La capa de mierda, es una pirámide que excluye al fútil soberano, quien mira la torta que lo torna ajeno en ingrata carencia. El desempleado padece de hambre y futuro. Falto de trabajo, viste de negro su menguado haber, implementado por el latrocinio que la justicia ampara, cómplice y sierva del cruento despojo emanante de su ceguera. Con el agregado de nuevos y antiguos congéneres se renovará el escaño de los excrementos, de complicidad escondida en gestos adustos, representando el absurdo plafón del discurso. Y el tobogán deslizará la continua falacia, volviéndolo igual al que piensa distinto, mimetizándolo con el corporativo engaño de siempre lo mismo. Renovados reclamos atestarán las calles del delirio, sin ser contemplados por los comensales ávidos de heces, discursando probos de nuestros intereses, que tendrán por destino final sus bolsillos. Mientras, la enseñanza cerrará las mentes de quienes pretenden alcanzar el conocimiento, sobre los deshechos de este suelo patrio, cubierto de madrigueras a interés foráneo. Cromagnón carecerá de taliones, igual que los estafados por el contubernio, semejante a ese rostro suplicante del niño desnutrido en un pueblo sin nombre. Y los empresarios seguirán lucrando a costa del pueblo que elige el sepulcro, en flébil anodia, para el ser amado. La carcajada repetirá sus normas de idéntico canon, sin piedad ni sosiego para el desdichado.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583