Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Poemas y visiones - 12 de Junio de 2013

Peldaños

Peldaños
Es estupendo bajar los peldaños que ofrece la escalera de incendios, llegar a tocar el piso y sentirnos a salvo. Observar el edificio en llamas y a pesar de lamentarnos por todo aquello que quedó en el y que se ha perdido, deberemos empezar a tomar conciencia que gracias a Dios estamos con vida.
Y mientras caminamos por las calles en movimiento, pensando en todo lo que tenemos que volver a construir, entre el sentimiento de pérdida, se comienza a conformar el nacimiento de un nuevo ser que hay que alimentar con fe, amor y pujanza, emprendiendo otro tomo existencial, a modo de prefacio, esas páginas expectantes y en blanco donde la experiencia quedará reflejada en el devenir de nuevos sueños, renovadas aspiraciones y honestas intenciones que condimentarán la renacida realidad, pero siempre conservando los valores y los principios morales.
La fuerza transmitida por los sólidos ejemplos, siempre me ayudaron a separar el dolor del resentimiento, y aunque los fantasmas de la anarquía visceral me ofrecieran imágenes devastadoras, nunca abordé el camino de la irracionalidad. Tal vez, las hirientes palabras expresadas en voz alta, solamente buscaban la justificación de no permitirme alcanzar el sentido que mi vida tiene. Y, por quererme lo suficiente, prioricé la razón de los que amaba, habiendo obtenido, en tiempo y forma, la conciencia elemental que se sostiene en lo justo.
Alguien seguramente preguntará ¿Qué es lo justo? Lo justo es aprender a apreciarnos sin especulaciones. Lo justo es realizar los objetivos sin subirnos sobre las cabezas de los demás. Lo justo es seguir aprendiendo de la naturaleza y de nuestro semejante sin boicotear nuestra armonía. Estar seguros que en cada paso ponemos lo mejor de nosotros mismos sin pedir nada a cambio. VIVIR, VIVIR Y VIVIR, eso es lo más justo.
Y te digo a ti: "No te sumerjas en la desesperanza". "No te culpes ni responsabilices a nadie por lo que aún no llegó a tu vida". "No reniegues de lo que eres; MEJÓRALO". "Pon amor e ilusión en tu cuerpo y en tu mente". "Lucha contra la estafa que conlleva  la indolencia". "No permitas que pase un solo día sin que te dieras cuenta que lo has vivido". "Quítate los escudos. Desiste de los puños temerosos. Acomoda tu templanza. Ama tu soledad, aprende de ella, pues será tu amiga reflexiva". "Instrúyete y convéncete que estás por encima de la indiferencia de los que nada comprenden".
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583