Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Cuentos - 11 de Agosto de 2003

Lucha niño lucha

Lucha-niño-lucha
En la mágica noche del Dios atento, “200” millones de minúsculos peces comenzaron el periplo del génesis ecuménico.


A medida que se iban abordando –como piratas- las zonas transitables –tibias y acidógenas-, millones de transparentes peces caían durante el fragor del combate...heridos mortales que entregaban, como posta, el estandarte que oficiaba de vida...pasando de mano en mano a los congéneres inermes, que buscaban escalar posiciones, -con el fin de llegar al objetivo gestador- ...caminos sinuosos y contráctiles trataban de impedir la aceleración de esta manifestación, cada vez más dispersa y disgregada, donde apenas algunas docenas de obcecados oponían resistencia.


Una vez que se hubo llegado al globo tan deseado, apenas un grupo de “8”, empezaron a rondar sistemáticamente, con la finalidad de ser aceptados, como si se tratara de un desfile de modas.


El globo afinó sus capas y, simbióticamente, uno de los escogidos fue introducido al mundo de la fertilidad...


Niño de ojos claros...pardos...castaños...o de azabache... que muestras granitos de arroz bajo el telón de tu boca...botoncito de chocolate que absorbe suaves aromas...tupida viscosidad...resabio de la agria teta...bebedor de sueños nuevos, que en tu mama se alimenta...


El boato o la agestad te sumergen en la cuna...siempre colmada de amor...cubierta de cobijas remendadas o sábanas de seda...techos de cartón o de finas escayolas...misma leche de una madre, eructada a las estrellas...


Achinados clisos, intuiciones milenarias...cabello ensortijado, por ébanos de nostalgias...autóctona piel del indio, desdeño del indolente...rubias hebras del dorado, que ganarán tu presente...


Argumento discriminatorio que no conocen tus tiempos...de párvulo descontaminado por la razón de los absurdos...


Juega aún con la ingenuidad que te dan las ensoñaciones..,mañana, quizás mañana, crecerás sin más sanciones.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583