Adolfo M. Vaccaro Sitio oficial

contacto | biografia | site info

Buscar

Ingrese el titulo o parte del contenido a encontrar


VALIDAMOS!

Valid XHTML 1.0 Transitional Valid CSS!

REDES SOCIALES

Perfil en Facebook Canal en YouTube

 
Compartí este texto: Facebook Meneame Googledelicio.us Sonico MySpace Digg Technorati TwitThis LinkedIn Mixx

Ensayos y política - 12 de Enero de 2012

Por los santos evangelios

Por-los-santos-evangelios
Pareciera que la justicia divina, amparada por los Santos Evangelios, se viene manifestando entre aquellos que juramentaron por Dios y por la Patria. Esas calcomanías que hemos visto apoyando a distintas banderías “peronistas”, desde Menem en adelante, y que van lapidando el sendero de sus pasos que han traicionado la voluntad popular, desde subsidios hasta una bolsa de pan. Y, los pocos que estamos involucrados con estas historias nefastas, padeciendo añejas corruptelas, brindamos con ese vino barato que simboliza la fe sanguínea de dogmas y misterios, pidiendo que el hacedor pronuncie su sentencia celestial, libre de cualquier otorgamiento de estólidos impostores.
Cansado de la miseria discursiva que pronuncian los mejores gobiernos de la historia de nuestra matriz telúrica, tengo la paciencia de dejarme llevar por la observancia, trasvasando abrazos hipócritas que antes fueran, alineados al enriquecimiento ilícito que victimiza ese poder que fuera delegado por el hambriento pueblo, careciente del fraguado artículo de la carta magna que ofrece el 14 bis ignorado.
El vino se derrama sobre mi copa, ajusticiando la inedia de tantas décadas infames, tratando de convencerme que la democracia es el mejor sistema a transitar, para que los fraudulentos no sean juzgados por tribunales independientes.
Dejarán sus osamentas lo mismo que aquellos inocentes que fenecen en la indignidad impuesta por los pretores y censores del delirio, sin comprender que la heredad es epitafio de palabras sin retorno.

En todo caso, nos enteraremos de la proliferación autista vituperada por medio de redes on line. También, es probable que el ser celestial sea el perfecto manifiesto de una moderna computadora, sin antivirus. Puede ser que nuestra existencia y resolución valórica se resuma en ciento cuarenta caracteres, a modo de Twitter, dejando que el sentido de una frase simbolice la tertulia devanada en unos pies sin sombra.
Adolfo Vaccaro, escritor argentino | mensajes@adolfovaccaro.com.ar | 2002 - 2017 | Textos disponibles en el sitio: 583